• Posted by : Zatsiel P 19 mar. 2014





    Miércoles.

    Solo quedaban 3 días, solamente tenía que soportar otros 3 días y seria libre.

    Pero la pregunta era ¿Por cuánto tiempo?

    Si bien Sasuke hacia 2 días me dijo esa propuesta, la cual rechace por todos los medios, el no para de consultármelo una y otra vez, hasta el punto de agóbiame.

    Y, por si fuera poco, Gaara no para de preguntarme él porque yo estaba llorando ese día.

    Pero es que ¿Cómo quiere que se lo explique si siquiera yo sabía el motivo?

    “Sasuke me vino a preguntar si me podía ir de la casa por un día para poder tener sexo con su novia”

    Cualquier persona no se lo tomaría tan mal, incluso si “La Novia” en realidad es su hermana.

    Entonces ¿Por qué? ¿Por qué este dolor que se propagaba lentamente alrededor de todo mi cuerpo no cesaba?

    No lo comprendía, no sabía cómo explicarlo, no entendía la causa de este dolor, de este sentimiento de traición.

    No quería estar en clase, ya que ayer el se había dignado a aparecer tratando de provocarme para que accediera, el solo pensar que ese acto podría repetirse solamente me dan ganas de vomitar y escupirle en la cara.

    Levanto la mirada deleitándome con el hermoso cielo azul, como desearía que mi conciencia sea tan calmada como él.

    Escucho la puerta de la azotea abrirse lentamente, yo me asuste, si me encontraban aquí seguramente me suspenderían, y si me encontraba Sasuke nuevamente trataría de persuadirme. Pero no había lugar para esconderse, asique solamente la suerte decidiría mi destino, volteo levemente mientras escucho unos pasos aproximarse hacia mi dirección.

    Suspiro aliviado.

    -Naruto, Sasuke te está buscando por todo el colegio – al escuchar esto no pude evitar ponerme nervioso, no quería que me encontrara.

    Gaara me mira seriamente observando cada uno de mis movimientos, para luego, sentarse a mi lado.

    -Dilo, si no lo haces te matare – ok, esto definitivamente me había puesto más nervioso de lo que ya estaba, pero ¿a qué se refería con eso? Gaara comenzaba a irritarse por cada segundo en el que yo me demoraba en contestarle, si no le respondía seguramente me mataría y de la peor forma posible - ¿Por qué ese idiota te busca? –

    Al parecer Gaara ya lo conocía si se dirigía a el de esa forma, fue en ese momento cuando recordé la ceremonia de apertura ¿Quién no conocería a alguien el cual es recibido con gritos y alabanzas cortesía de la mayoría de las chicas de nuestra escuela?

    Sasuke no era popular, era más que eso.

    El aura oscura que emitía Gaara se hacía más densa por momentos, sintiendo la presión en el ambiente. No tenía opción, tenía que contarle como me sentía.

    -Sasuke me pregunto si me podía ir a algún lado el sábado para así, el poder estar a solas con Naruko – el me miraba sin comprender del todo la situación.

    -¿Por qué Sasuke te pediría algo como eso? Acaso ¿viven juntos? – yo lo miraba dudoso ¿me estaba hablando en serio? Lo había acompañado hasta la puerta, hay un cartel junto a ella que dice familia Uchiha, acaso ¿realmente no lo sabía? Además, también existía la posibilidad de que el allá podido escuchar mi conversación con el bastardo.

    Al observar que él seguía esperando una respuesta de mi parte, decidí contestarle.

    -sí, mi padre y el suyo son pareja desde hace años, por lo tanto Naruko y yo vivimos junto a la familia Uchiha – Gaara me miraba seriamente, provocando que me tensara ¿Qué era lo que estaba pensando?

    -¿Qué tiene que ver Naruko en todo esto?– ok, esto definitivamente lo considere medianamente insultante. Naruko y yo éramos iguales, solamente un idiota no se daría cuenta de que somos hermanos.

    -Naruko y yo somos hermanos gemelos – Gaara me miro interrogante mente.

    -Entonces ¿Por qué no comparten apellido? – yo me sorprendí, por supuesto, ahora todos los rumores tenían sentido, mi hermana tenía el apellido de mi padre, en cambio, yo conservaba el de mi madre, sin contar de que yo nunca iba a la escuela junto a ellos, por lo tanto no sería raro que las personas malinterpretaran la situación.

    Me sentía un idiota por no haber comprendido algo tan fácil como aquello.

    -nuestros padres se separaron, ambos tenemos tanto el apellido de nuestra madre como el de nuestro padre, pero yo decidí usar el de mi mama y ella el de Minato – se notaba en sus ojos que él quería hacerme otra pregunta, pero se contuvo, generándome una pequeña intriga – en fin, eso no era lo que yo quería decirte – aclare un poco mi garganta – como yo me negué, Sasuke ha estado siguiéndome para que yo accediera – Gaara levanto una ceja, se notaba que el aun no comprendía la situación.

    -¿y por qué no lo haces? De esa forma el idiota dejara de seguirte, después de todo, dudo que tengan sexo en tu cama – sentí una puntada en mi pecho, nuevamente ese dolor aparecía, era increíble él como Gaara podía sacar conclusiones acertadas tan rápidamente.

    -E-Eso ya lo sé – hice una ligera pausa para luego continuar – Lo que pasa es que – no quería decirlo, mi corazón comenzó a latir fuertemente sin razón alguna ¿a que se debían todas estas emociones? - ¡NO QUIERO QUE ELLOS TENGAN SEXO! – estaba nervioso y levemente sonrojado, realmente lo había dicho, había soltado con un grito mi frustración la cual no tenia explicación alguna.

    Gaara me miraba sin entender la situación, para luego observarme de forma desagradable, como si estuviera discriminándome con la mirada, provocando que mi cuerpo se tensara ¿a que se debía aquella luz proveniente de sus ojos?

    -Naruto, acaso ¿tienes algún complejo con tu hermana o algo? – mi mente se puso en blanco por unos segundos, esto debía ser una mentira ¿realmente estaba hablando en serio? ¡Porque la mayoría de la gente saca esa conclusión de mi! Primero fue Sasuke y ahora Gaara ¿acaso tengo tanta cara de pervertido?

    Está bien, lo admito, soy algo masoquista, me gusta que me partan en dos, pero eso no significa que también soy un pervertido que anda atrás de su hermana ¡Eso no tenia lógica!

    Aunque yo no sea la persona más lógica y racional del mundo, incluso alguien como yo, tenía sus límites.

    -¿Por qué piensas algo como eso de mi? – estaba derrotado mirando algún punto indefinido del piso, el que las personas que me rodean me traten como un siscon no era para nada divertido.

    -porque es la única respuesta que se me ocurre ¿Qué otra razón tendrías? – ese era el problema, yo tampoco sabía la razón de estos desagradables sentimientos los cuales se volvían cada vez mas y mas molesto.

    -no lo sé, y eso es lo más frustrante – Gaara me miraba seriamente, para luego desviarla al hermoso cielo azul.

    -La razón por la que estuviste llorando hace un par de días ¿está relacionado con esto? – yo asentí levemente, estaba deprimido, eso era algo que cualquiera se daría cuenta al ver mi rostro, pero sobre todas las cosas estaba frustrado, el no saber qué era lo que me pasaba, la razón de que mis sentimientos sean cada vez mas y mas inestables me estaba volviendo loco – Naruto – el hizo una ligera pausa para luego mirarme seriamente – ¿sos gay? – un escalofrió recorrió mi cuerpo acompañado de un notorio sonrojo.

    ¿Gay? ¿Yo?

    Eso era una locura.

    Si bien yo había tenido sexo anteriormente con kurosawa-sensei , eso era algo que consideraba meramente carnal, algo para descargar mi frustración sexual, además, los gays ¿no se enamoran de otros hombres? Yo nunca me había enamorado, por lo tanto no podía afirmarlo o negarlo, era algo inquietante.

    Aunque debía de admitir que nunca me llamaron las mujeres de esa forma, si bien nunca había tenido sexo con ellas, tal vez si alguna fuera algo sádica podría intentarlo, es decir ¿siempre hay una primera vez para todo cierto?.

    -tal vez ¿soy bi? – Gaara me miraba interrogante, para luego suspirar.

    -¿a qué viene ese “Tal vez”? – comienzo a moverme intranquilo.

    -es que, nunca tuve sexo con mujeres asique no sabría que responderte – el simplemente me observaba como si no me creyera tapándose la cara con su mano derecha dejando ver toda la irritación en su rostro.

    -Naruto, sos un caso perdido ¿lo sabías? – yo me enoje levemente mientras hacía puchero como un niño pequeño.

    -¿a qué te refieres con “Caso perdido? ¡No es mi culpa que sensei me coqueteara todo el tiempo! – estaba pálido, no me había dado cuenta de las palabras que salían de mi boca, Gaara volvió a mirarme de forma desagradable.

    -¿sensei? - ¿Por qué siempre me dedicaba a cavar mi propia tumba?.

    -N-No, No quise decir eso… - desvié la mirada hacia un costado – de c-cualquier forma ¿Por qué me preguntaste si era gay? – trataba de desviar mi nerviosismo mientras veía como Gaara se volvía mas y mas pálido a cada segundo transcurrido.

    -Naruto, pensaba que eras alguien puro, pero veo que eres todo lo contrario – veía como una especie de aura deprimente lo rodeaba.

    -¿H-HA que te refieres con alguien puro? Y ¿porque me miras como si te hubiera decepcionado? – hubo un tenso silencio que al cabo de 2 minutos fue roto por él.

    -Bueno, esto me da a entender que nunca debo dejarme engañar por las apariencias – no pude evitar pensar a que venía esa resolución – en fin, te preguntaba si eras gay porque pensé que la razón por la cual no quieres que ambos tengan sexo es porque sientes algo por Sasuke – mi corazón comenzó a latir fuertemente mientras un gran sonrojo surcaba mis mejillas, Gaara solo suspiro.

    -¿P-P-P-P-Porque pensaste en algo como eso? – quería escapar o enterrar mi existencia en algún lugar ¿a que se debía este nerviosismo? – Además, Sasuke no me agrada – desvió la mirada.

    -Sí, lo que tu digas – volvió a suspirar – lo malo de todo esto es que Sasuke es el novio de tu hermana y, por si fuera poco, te está pidiendo que el sábado te vayas para estar junto a ella – volví a tener ese sentimiento desagradable en el pecho, era como había dicho Gaara, tal vez existía esa posibilidad.

    ¿A quién quiero engañar? Era imposible que yo, Uzumaki Naruto, se enamorara de alguien como Sasuke, era algo definitivamente imposible.

    -Naruto ¿hace cuanto están saliendo Sasuke y tu hermana? – eso era algo por lo cual no estaba seguro, si bien Naruko me había confirmado que serian novios hace 1 mes aproximadamente, era una realidad el que ella me dijera que se veían a mis espaldas.

    Además, ellos han estado viviendo bajo el mismo techo desde hacía años, por lo tanto, yo no podía estar seguro cuanto se conocían mutuamente.

    O incluso si ya habían tenido sexo juntos.

    No, eso era imposible, Naruko, ella no se acostaría con alguien que no es su pareja estable.

    “Ella no es como yo”

    Ese pensamiento salió involuntariamente de mi mente, deprimiéndome por segundos.

    -No lo sé, se que son novios hace 1 mes, pero habían estado viéndose antes – Gaara continuo pensando, para luego decir.

    -entonces, no creo que ellos tengan sexo juntos – yo lo miraba expectante ¿acaso seria cierta su teoría?

    -¿por qué piensas eso? – estaba atento, observándolo.

    -tu hermana no es el tipo de persona que se revolcaría con alguien con el que sale apenas hace 1 mes, ella es demasiado seria con esas cosas – esto sin duda me llamo la atención ¿Cómo conocía tan bien a mi hermana?

    -¿Cómo lo sabes? – el suspiro.

    -el año pasado tuve que hacer una historia de amor escrita con ella, ya que kakashi nos puso en pareja – eso era cierto, aunque se tratara de Sasuke, Naruko no caería tan fácilmente – aunque bueno, el amor cambia a las personas asique no es algo por lo cual este totalmente seguro – esa inseguridad volvió nuevamente – ne, Naruto, decile a Sasuke que este sábado te quedas a dormir en mi casa – estaba nervioso ¿a su casa? ¿Por qué?

    Eso significaría que le estaría dejando el camino libre para tener sexo con ella.

    -no te preocupes, tu vendrás para mi casa a las 8, pero volverás a entrar a las 10 para comprobar si todo está bien, de esa forma, te quedaras el tiempo que consideres necesario para luego encontrarnos a la mañana temprano ¿Qué te parece? – estaba asombrado, Gaara era un genio, definitivamente era un genio, no pude evitar abrazarlo mientras le agradecía una y otra vez, generando uno que otro sonrojo de su parte – pero escúchame, si algo llega a salir mal es importante que me llames al celular – aumente la fuerza del abrazo.

    -sí, no te preocupes –

    Realmente, Gaara podría ser el Mejor amigo que había tenido, era alguien irremplazable.




    0 comentarios

  • Copyright © 2013 - Nisekoi - All Right Reserved

    Zatsiel Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan